¿Por qué los operadores disminuyen las velocidades de conexión de datos?

Te encuentras navegando la web conectado a 4G y súbitamente la velocidad de datos se vuelve lenta como una tortuga. Si bien es normal que el desempeño de las redes de telefonía móvil fluctúe, en este caso el deterioro es persistente, llegando a durar días, y luego la velocidad de tu conexión vuelve a la normalidad, como si nada hubiera pasado. ¿Acaso esta historia te suena familiar? Entonces es muy probable que tu operador haya estado disminuyendo tu velocidad de datos.

En efecto, ocurre que los operadores disminuyan intencionalmente la velocidad de las conexiones para limitar la cantidad de datos consumidos por los usuarios. Cuando esto sucede, las velocidades pueden llegar a caer hasta los 32 kbps, aunque por lo general se mantienen similares a aquellas proporcionadas por una red 2G. Ciertamente, este procedimiento no suena nada bien y genera un gran resentimiento por parte de los usuarios. Pero no siempre se trata de un acto de mala fe de los operadores.

Por ejemplo, muchos operadores disminuirán la velocidad de la conexión sólo si el usuario ha superado su límite mensual de datos: en vez de simplemente cortar su conexión o de cobrarle automáticamente otro paquete de datos, lo mantendrán conectado – aunque sea a velocidades muy bajas – para que no pierda por completo el acceso a internet. Para aquellos usuarios con poco presupuesto o reacios a recargar datos cuando sólo quedan unos días del período de facturación, este tipo de políticas ofrece una manera práctica de ahorrar en datos.

Pero no todos los operadores las promueven. Un informe reciente publicado por MobiForge muestra que en algunos países como Estados Unidos, Alemania y España, los operadores practican la disminución de las velocidades, mientras que en Reino Unido, por ejemplo, suelen optar por el cobro de exceso de datos.

Sin embargo, algunos operadores utilizan las reducciones de velocidad como una manera de controlar el tráfico de sus redes, fundamentalmente disminuyendo el ritmo de consumo de datos de algunos usuarios para liberar capacidad de red para otros. Esta práctica es particularmente controversial en Estados Unidos, donde habitualmente se aplica a los llamados planes de datos “ilimitados”, ofrecidos por los grandes operadores como AT&T y Verizon y por muchos de los servicios de telefonía prepaga, tales como TracFone.

Tanto AT&T como Verizon terminaron eliminando de su oferta de servicios los planes de datos ilimitados, introducidos cuando resultaba inconcebible que los usuarios pudieran consumir más que un par de gigas de datos por mes. Pero ambas compañías mantuvieron los planes ilimitados de millones de clientes que ya los habían adquirido, y muchos de ellos están descubriendo que sus planes, al fin y al cabo, tenían un límite.

Estos operadores defienden su accionar como una manera de prevenir que unos pocos usuarios acaparen la mayor parte de los recursos de la red. Verizon en particular sólo reduce velocidades de 3G cuando la red se encuentra congestionada (un plan para aplicar una política similar al 4G existió el año pasado pero no fue llevado a la práctica). Sin embargo, a los usuarios se les ha prometido planes ilimitados y la promesa no se está cumpliendo. Consecuentemente, los reguladores norteamericanos tomaron cartas en el asunto, acusando a los operadores en cuestión de engañar a sus clientes.

Como sea que se implemente, la disminución de velocidades impacta en el modo en que una gran parte de los usuarios acceden a la red. Sirviéndose de los datos recolectados por su aplicación sobre la performance de las redes, la startup OpenSignal analizó las velocidades de conexión en 4G de un operador conocido por reducir velocidades de datos. Hallaron una distribución pareja de las velocidades promedio entre 400 kbps y 17 Mbps, resultados que son de esperar para cualquier red. Pero como se aprecia en el gráfico más abajo, una gran proporción de los usuarios experimentaron velocidades de conexión tan lentas como 250 kbps. El 10% de los usuarios de este operador (que OpenSignal no nombra) ve sus velocidades reducidas en algún momento dado.

Un ejemplo de disminución forzada de velocidades de datos

Un ejemplo de disminución forzada de velocidades de datos

Este tipo de práctica debería ser evitada ya que fomenta la idea de la escasez de datos, mientras que habría que promover aquella de una abundancia de datos.

Incluso cuando se utiliza para mantener conectados a los usuarios que han consumido todos sus datos, la reducción de velocidades es un pobre sustituto para una oferta de planes de datos con precios razonables, que permitiría a todos conservar su conexión 4G regular. Los operadores que cobran a sus clientes por recargar datos, típicamente hacen una de estos dos cosas: ofrecer paquetes de datos grandes, por ejemplo, 1 GB por 15 dólares, cuando el usuario sólo necesita 50 megas para llegar al final del período de facturación; o cobrar costos adicionales punitivos, del orden de diez centavos por megabyte, lo que resulta en la astronómica suma de 100 dólares por un único gigabyte de datos.

Si la gasolina se vendiera del mismo modo que los datos móviles, luego de superar la cuota mensual de 40 litros habría que pagar gastos exorbitantes por el litro número 41, o conducir a 15 kilómetros por hora por lo que resta del mes.

Que a los operadores les guste o no, los datos móviles son una mercadería y deberían ser vendidos como tal. La industria celular, aunque a regañadientes, ha comenzado a aceptar esta realidad. A mi parecer, uno de los aspectos más revolucionarios de Project Fi, el nuevo servicio móvil de Google, son sus tarifas planas. En Estados Unidos, los usuarios pagan 1 dólar por 100 MBs de datos, sin importar cuánto consuman.  Si todos los operadores adoptaran una política semejante, no sería necesario — ni justificable — reducir las velocidades de los usuarios.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Esta entrada fue publicada en LTE, Señal celular, Tendencias en telecomunicaciones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Por qué los operadores disminuyen las velocidades de conexión de datos?

  1. wifi dijo:

    Particularmente me suele suceder esto del consumo de datos en épocas vacacionales ya que al estar fuera de casa no puede utilizar tanto la conexión Wifi y de ahí el motivo que se consuman los datos tan rápidamente.

    Para esto suelo programar diversas alarmas de consumo de datos con mi Android para gestionar el consumo aunque es una solución parcial.

    Lo justo sería, a mi forma de verlo, que en los meses que no llegues al cupo de datos asignados se acumularan para meses posteriores y así realmente utilizarlos en el momento que más los necesites.

    Aunque esto, como decís en el post, es auténtico mercadeo y esta solución no se si les gustaría demasiado a las compañías de teléfono por que al fin y al cabo lo que desean es facturar y cuanto más mejor.

    En definitiva tocará ir buscando lugares donde tengamos acceso Wifi para poder solucionar la carencia de datos en épocas estivales.

    Gracias por la info y saludos.

    • Johanna dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios y por compartir con nosotros tus experiencias, me alegra que te haya gustado la nota!
      No sé si conocés nuestra nueva aplicación WiFiMapper, que te permite encontrar puntos de acceso WiFi gratuitos – una de las razones por la que la creamos es justamente para poder ahorrar en datos. Te dejo acá el link a la página por si te interesa: https://www.wifimapper.com
      Saludos!
      Johanna.

Deja un comentario