OpenSignal news

La clave para una red más rápida: una red más pequeña

Nos hemos acostumbrado a ver las redes de celular cernirse sobre nuestras cabezas: grandes antenas montadas en torres, mástiles y techos de edificios transmiten sus señales desde las alturas. Pero la red móvil comenzará muy pronto a adoptar una escala más humana.

La industria móvil ha logrado miniaturizar el componente básico de las redes de celular: la celda. El resultado son las llamadas small cells, que funcionan del mismo modo que las macro celdas: proporcionan las mismas velocidades, transportan la misma capacidad y soportan las mismas llamadas telefónicas. Lo que distingue a las small cells de las celdas macro es que cubren un territorio mucho menor.

Esto es importante dado que la red móvil es básicamente una red compartida. Por lo tanto, el hecho de que una torre LTE pueda soportar 100 Mbps no garantiza en nada que el usuario experimente este tipo de velocidades en su smartphone o tableta. La capacidad de red se divide y se reparte entre todos los dispositivos conectados a una torre en cada momento dado. Sin embargo, si se reduce el radio de alcance de las celdas disminuye la cantidad de dispositivos conectados a cada una de ellas. Y al haber menos recursos para compartir, todos los usuarios disfrutan de velocidades más rápidas. Tomada por separado, cada small cell no aporta mucha capacidad a la red, pero si se despliegan en clústers densos, los incrementos de capacidad son sustanciales.

A modo de ejemplo, si una celda macro con un radio de alcance de un kilómetro y medio proporciona hasta 100 Mbps de capacidad LTE, un clúster de 20 small cells cubriendo un área semejante podría soportar – al menos en teoría – 20 veces esa capacidad.

En consecuencia, los operadores móviles están comenzando a emplear small cells para aumentar inmensamente la capacidad de 4G en áreas donde la demanda de datos es elevada: corredores urbanos, espacios cerrados muy concurridos y distritos comerciales. Así, en los Estados Unidos la compañía Verizon ha instalado small cells en los corredores tecnológicos de San Francisco, montándolas en postes de luz manzana por manzana.

La red macro no va a desaparecer. Las grandes torres proveen la cobertura necesaria para hacer de nuestros celulares verdaderos dispositivos móviles. Pero en las ciudades más densas, estas macro celdas, a la larga, actuarán más que nada como una suerte de elemento vinculante y unificador. Serán las responsables de asegurar la cobertura celular dentro de automóviles y en zonas residenciales poco densas, garantizando la cohesión de la red entre los clústers de small cells. Si bien esta continuidad de la cobertura será crucial, las small cells harán la mayor parte del trabajo pesado en términos de tráfico de datos.

Existen aún ciertos obstáculos técnicos que la industria celular deberá superar para que una red de múltiples capas sea posible. Cuando la red macro comienza a utilizarse como una especie de paraguas debajo del cuál se despliegan small cells, inevitablemente se genera interferencia. Uno de los desafíos más grandes que las small cells plantean a los operadores es el de asegurarse que funcionen bien junto con las celdas macro. Nuevos estándares en desarrollo para las redes 3G y 4G prometen mantener a raya esta interferencia.

La transformación de la red celular no ocurrirá de un día para el otro, pero varios operadores globales ya están desplegando estas pequeñísimas estaciones base en el tejido urbano de nuestras ciudades. Vodafone las ha colocado en carteles y mobiliario urbano en Amsterdam. En los Estados Unidos, AT&T las instaló en centros comerciales, estadios y áreas peatonales de las ciudades más importantes (e incluso en Disney World). Por lo tanto, de encontrarse frente a una caja extraña colocada en un poste de luz, vale la pena consultar el celular: es muy posible que esté recibiendo una señal mucho más fuerte.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en LTE, Señal celular | Etiquetado , | Deja un comentario

Dos tecnologías que darán vida a las baterías de celular

Los smartphones no paran de crecer en tamaño, las aplicaciones que soportan son cada vez más potentes y nuestro apetito de datos móviles no hace más que aumentar. Estas tendencias afectan profundamente a las baterías de los celulares. Con el paso de la 3G a la 4G, ya no hay teléfono que pueda funcionar tres días seguidos sin ser recargado, a pesar de que las baterías crecieron en tamaño a la par de los dispositivos.

¿Llegará acaso el día en que cese nuestra búsqueda constante de una toma de corriente para alimentar la batería de un dispositivo desfalleciente? Es muy probable que no, pero ciertas innovaciones recientes permiten mitigar la fuga de energía de nuestros bolsos y bolsillos. Algunos ejemplos son las pantallas de LED orgánico que no requieren de retro iluminación y los procesadores multi núcleo, capaces de activar y desactivar sus núcleos cuando es necesario. La pantalla y el procesador son dos de los componentes del celular que más batería consumen, pero hay un tercero: la conexión de radio a la red.

Nuestros teléfonos móviles se comunican constantemente con la red celular e internet. Este diálogo permanente es el segundo mayor factor de consumo energético de los celulares. Sin embargo, están siendo desarrolladas nuevas tecnologías que ayudarán a limitar el impacto de la conexión de radio en las baterías de los dispositivos.

Rastreo envolvente

El gran consumo de energía de LTE se explica en parte por su alta razón de potencia pico-promedio. La forma de onda de LTE se asemeja a la música clásica: largos momentos de calma marcados de crescendos. Y al igual que la música clásica, LTE necesita de un amplificador de alta potencia que capture esos picos y valles, en caso contrario la señal se distorsiona.

Los teléfonos celulares típicamente generan una amplia envolvente de potencia para cubrir los extremos de la forma de onda de LTE, pero por lo general la señal de LTE sólo necesita de una fracción de esa energía. Compañías como Nujira, Quantance y Qualcomm han desarrollado una tecnología llamada rastreo envolvente, que ajusta constantemente la energía amplificada del dispositivo a aquella que la señal LTE necesita en cada momento. El resultado es una conexión 4G mucho más eficiente en el plano energético, con ahorros de energía de hasta un 25%.

Diagrama cortesía de Nujira

Diagrama cortesía de Nujira

El rastreo envolvente está comenzando a ser incorporado en los smartphones más nuevos, como las últimas generaciones de teléfonos Samsung Galaxy, iPhone y Nexus. Si bien no se trata de una funcionalidad a la que los fabricantes de estos dispositivos dediquen demasiada publicidad (no es fácil explicar en qué consiste), el rastreo envolvente tendrá un gran impacto.

Small Cells

La conexión de radio consume batería principalmente cuando está transmitiendo, enviando sus señales a la antena. Es decir que cuanto más lejos uno se encuentre de la torre de celular, mayor será el esfuerzo que el teléfono realice para que su señal sea escuchada. Para crear una red de celular eficiente en energía, lo ideal sería que cada dispositivo se encuentre a unos pasos de distancia de una torre.

Esto no es realmente posible en un mundo de grandes celdas montadas en edificios y altos mástiles, pero los operadores están comenzando a construir un nuevo tipo de red más densa utilizando small cells. Las small cells actúan igual que las macro celdas — transmiten las mismas señales y soportan la misma capacidad —pero cubren áreas mucho más pequeñas. Clusters de small cells podrían aportar enormes cantidades de capacidad a las redes.

Las small cells tienen además una ventaja adicional: acortan las distancias que las señales necesitan atravesar. Si en cada manzana de la ciudad hubiera una small cell, nuestros teléfonos enviarían sus señales a unos cien metros de distancia en lugar de a una torre situada a un kilómetro.

Tendremos que esperar un buen tiempo para ver small cells distribuidas a lo largo y ancho de las ciudades. Por el momento, los operadores las están instalando sobre todo en sitios estratégicos para incrementar la capacidad de red en áreas de mucha circulación, como plazas y centros comerciales. Sin embargo, ya se han efectuado algunos despliegues a gran escala de esta tecnología. La compañía estadounidense Verizon, por ejemplo, está construyendo una red de 400 small cells en los corredores tecnológicos de San Francisco, donde la demanda de 4G es elevada. Al tiempo que el componente básico de las redes celulares disminuya en tamaño, aumentará la vida útil de las baterías.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en LTE, Señal celular, Tendencias en telecomunicaciones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Esperando la revolución 5G

Transcurrida media década de la era 4G, la industria móvil ha comenzado a orientar su atención hacia la nueva generación de tecnología inalámbrica: la 5G. El paso de 3G a 4G puede resumirse en una sola palabra: “velocidad”. Con el significativo aumento de ancho de banda que la 4G proporciona a los dispositivos móviles, la conectividad de celulares, tabletas y laptops se aproxima a la de internet de banda ancha. Es tentador pensar que el salto hacia la 5G se definirá por un incremento semejante en el rendimiento de las redes móviles.

Pero puede que no sea así. Aunque las velocidades más rápidas serán sin duda un componente de la 5G (y el factor sorpresa en el que los departamentos de marketing harán hincapié), es probable que “5G” termine significando cosas muy diferentes para distintas personas. Tal vez se trate de la tecnología de red que mantenga conectada una buena parte del Internet de las Cosas, brindando latencias bajas y conexiones de bajo consumo a millones de sensores, artefactos y electrodomésticos. También es posible que 5G sea una herramienta que provea de una conexión económica a un gran número de personas que no tienen acceso a internet.

Si todo esto suena un poco vago es por una razón: no existe todavía una definición de 5G. Las empresas de telecomunicaciones y los organismos reguladores están aún intentando determinar qué es lo que esperamos de las redes móviles del futuro. Lo que varias compañías han ensalzado en sus comunicados de prensa como avances cruciales en el desarrollo de la 5G son en realidad tecnologías puntuales que tal vez terminen formando parte de un estándar 5G final más amplio.

Aunque no se haya alcanzado una definición clara de la 5G, es el objeto de importantes trabajos de investigación. Tanto académicos como trabajadores de la industria celular están analizando amplias bandas del espectro aún sin explotar, en frecuencias mucho más altas de las que se utilizan en las redes móviles hoy en día. Las así llamadas ondas milimétricas no se propagan lejos a baja potencia, por lo que no han sido útiles a las comunicaciones móviles en el pasado. Pero las nuevas técnicas de múltiples antenas podrían abrir estas ondas de radio a los operadores móviles. Esto supondría incrementos del ancho de banda nada despreciables, del orden de varios gigabits de capacidad.

Queda por verse si esta tecnología puede ser efectivamente “comprimida” y utilizada desde un smartphone. Es posible que las redes de ondas milimétricas terminen reemplazando a las conexiones de banda ancha por cable del hogar, o quizá se conviertan en el backhaul de las redes 4G existentes. A medida que los operadores construyan redes más y más densas, deberán encontrar modos simples y económicos de conectarse al núcleo de sus redes y a Internet. Una red de ondas milimétricas podría ser la solución perfecta, ya que permitiría desplegar clusters de small cells y cubrir a las ciudades de ancho de banda. Se crearían de este modo lo que se conoce como redes súper densas, posibles candidatas a formar parte del estándar 5G del futuro.

La investigación entorno a 5G comprende también una tendencia en la dirección opuesta. En lugar de concentrar tantos esfuerzos en crear redes que puedan soportar una única conexión ultra rápida, ¿por qué no mejor desarrollar una red que habilite miles de conexiones de baja velocidad? Mientras que sólo una pocas aplicaciones como la realidad aumentada necesitan de velocidades de gigabits, una red de baja potencia altamente eficiente podría mantener conectadas una infinidad de “cosas”. Estas conexiones más baratas y accesibles, por otra parte, podrían ayudar a salvar la brecha digital.

El estándar final de la 5G no comprenderá necesariamente todos estos conceptos, pero es muy posible que incluya varios de ellos. Probablemente habremos de esperar unos años más para enterarnos. Sin embargo es alentador comprobar que la industria celular está adoptando una visión más holística sobre las potenciales características de las redes del futuro.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en Tendencias en telecomunicaciones | Etiquetado | Deja un comentario

¿Qué tan “avanzada” es la red LTE-Advanced?

Mientras la industria celular se prepara para el próximo gran adelanto tecnológico en telecomunicaciones —la 5G—, la “brecha generacional” está siendo salvada por una tecnología provisional conocida como LTE-Advanced (LTE-A). Si bien no es este un término familiar para el público en general, aquellos que siguen atentamente a los operadores de Europa y Asia habrán notado sus alardes sobre estas nuevas capacidades de 4G “avanzadas”.

EE llama a esta tecnología 4G+, Vodafone la describe como 4.5G. Pero el nombre que los operadores elijan importa poco: todos ellos prometen que traerá de la mano un incremento significativo de la performance de la red. ¿Pero qué es exactamente LTE-A y de qué modo puede mejorar la experiencia de los usuarios de telefonía móvil?

Definir LTE-A es un poco difícil ya que no se trata de una única tecnología, sino más bien de una mezcla de técnicas diversas y actualizaciones diseñadas para mejorar la cobertura, la capacidad y la resiliencia de la redes de telefonía móvil. El estándar de LTE-A incluye nuevas tecnologías de antena avanzadas, diseñadas para enviar más señales a los celulares; técnicas de mitigación de interferencia, que permiten a los operadores incorporar nuevas small cells a sus redes; y modulaciones de orden superior, que incrementan la eficiencia de las conexiones. Pero el componente estrella de LTE-A es una tecnología llamada carrier aggregation o agregación de portadoras (CA), que proporciona aquello que los operadores mejor saben vender a sus clientes: velocidades más rápidas.

Esencialmente, la agregación de portadoras permite a un operador combinar dos o más transmisiones de downlink (conocidas como “portadoras”) en una única súper-conexión. Los operadores están desplegando LTE por todo el espectro, pero en la mayoría de los casos las frecuencias no son contiguas. Mediante CA, un operador como EE puede agregar una primera portadora de 20 MHz en la banda de espectro de 1800 MHz con otra en la banda de 2,6 MHz. El resultado es una velocidad de descarga de hasta 300 Mbps, el doble de lo que cada portadora podría alcanzar por sí sola.

Esta tecnología presenta así un increíble beneficio para los usuarios, particularmente aquellos deseosos de una conexión más rápida. Pero es preciso tener en cuenta que algunas redes LTE-Advanced son más “avanzadas” que otras. Los operadores sólo pueden agregar aquellas partes del espectro 4G que se encuentran a su disposición. Vodafone, por ejemplo, combina una portadora de 10 MHz con otra de 20 MHz, creando una red que en teoría puede alcanzar los 225 Mbps. Según el acceso que tengan al espectro, algunos operadores están agregando dos portadoras de 10 MHz cada una, o una de 10 MHz con otra de 5 MHz. Esto significa que existen muchas redes LTE-A, diversas y con velocidades máximas muy variables.

Cualquiera sea el caso, toda red LTE-A supone una mejora con respecto a sus predecesoras, por lo que vale la pena aprovechar esta tecnología siempre que sea posible. Para eso es necesario contar con uno de los últimos modelos de smartphone, tableta o modem. Existen actualmente muchos dispositivos habilitados para CA, pero sólo unos pocos pueden soportar las altas velocidades de las redes LTE-A más potentes surgidas en el transcurso del año. Entre estos últimos se incluyen smartphones Samsung como el Galaxy S6, S6 Edge y Note 4; los iPhone 6 y 6 Plus; el HTC One M9; el LG G Flex 2; y los Ascend Mate 7 y Honor 6 de Huawei. Ya es posible comprar chipsets para smartphones que soportan LTE-A y el año próximo saldrán al mercado muchos más dispositivos que puedan llegar a velocidades de 300 Mbps.

No hay que olvidarse, por otra parte, de los otros componentes de LTE-A. Puede que a los operadores les resulte difícil explicarle a sus usuarios las ventajas de una tecnología como Enhanced Inter-Cell Interference Coordination (eICIC), pero los usuarios las disfrutarán de todos modos. SK Telecom está utilizando eICIC para desplegar clusters densas de small cells en los lugares con mayor demanda de datos, asegurando la conexión de todos los usuarios incluso cuando la red se encuentra congestionada. Deustche Telekom está probando una tecnología de antena llamada 4 x 4 MIMO, que permitirá duplicar la cantidad de datos enviados desde una torre a un dispositivo celular. Los beneficios del uso de antenas múltiples incluyen incrementos significativos de velocidades (DT está alcanzando los 580 Mbps) y una mejora de la performance en las zonas límites de las celdas de radio, donde las llamadas perdidas son más frecuentes y las velocidades de datos más pobres.

Si hoy por hoy estamos experimentando las primeras redes LTE “avanzadas”, es de esperar que en el futuro LTE-A conozca avances aún mucho mayores.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en LTE, Tendencias en telecomunicaciones | Deja un comentario

¿Por qué los operadores disminuyen las velocidades de conexión de datos?

Te encuentras navegando la web conectado a 4G y súbitamente la velocidad de datos se vuelve lenta como una tortuga. Si bien es normal que el desempeño de las redes de telefonía móvil fluctúe, en este caso el deterioro es persistente, llegando a durar días, y luego la velocidad de tu conexión vuelve a la normalidad, como si nada hubiera pasado. ¿Acaso esta historia te suena familiar? Entonces es muy probable que tu operador haya estado disminuyendo tu velocidad de datos.

En efecto, ocurre que los operadores disminuyan intencionalmente la velocidad de las conexiones para limitar la cantidad de datos consumidos por los usuarios. Cuando esto sucede, las velocidades pueden llegar a caer hasta los 32 kbps, aunque por lo general se mantienen similares a aquellas proporcionadas por una red 2G. Ciertamente, este procedimiento no suena nada bien y genera un gran resentimiento por parte de los usuarios. Pero no siempre se trata de un acto de mala fe de los operadores.

Por ejemplo, muchos operadores disminuirán la velocidad de la conexión sólo si el usuario ha superado su límite mensual de datos: en vez de simplemente cortar su conexión o de cobrarle automáticamente otro paquete de datos, lo mantendrán conectado – aunque sea a velocidades muy bajas – para que no pierda por completo el acceso a internet. Para aquellos usuarios con poco presupuesto o reacios a recargar datos cuando sólo quedan unos días del período de facturación, este tipo de políticas ofrece una manera práctica de ahorrar en datos.

Pero no todos los operadores las promueven. Un informe reciente publicado por MobiForge muestra que en algunos países como Estados Unidos, Alemania y España, los operadores practican la disminución de las velocidades, mientras que en Reino Unido, por ejemplo, suelen optar por el cobro de exceso de datos.

Sin embargo, algunos operadores utilizan las reducciones de velocidad como una manera de controlar el tráfico de sus redes, fundamentalmente disminuyendo el ritmo de consumo de datos de algunos usuarios para liberar capacidad de red para otros. Esta práctica es particularmente controversial en Estados Unidos, donde habitualmente se aplica a los llamados planes de datos “ilimitados”, ofrecidos por los grandes operadores como AT&T y Verizon y por muchos de los servicios de telefonía prepaga, tales como TracFone.

Tanto AT&T como Verizon terminaron eliminando de su oferta de servicios los planes de datos ilimitados, introducidos cuando resultaba inconcebible que los usuarios pudieran consumir más que un par de gigas de datos por mes. Pero ambas compañías mantuvieron los planes ilimitados de millones de clientes que ya los habían adquirido, y muchos de ellos están descubriendo que sus planes, al fin y al cabo, tenían un límite.

Estos operadores defienden su accionar como una manera de prevenir que unos pocos usuarios acaparen la mayor parte de los recursos de la red. Verizon en particular sólo reduce velocidades de 3G cuando la red se encuentra congestionada (un plan para aplicar una política similar al 4G existió el año pasado pero no fue llevado a la práctica). Sin embargo, a los usuarios se les ha prometido planes ilimitados y la promesa no se está cumpliendo. Consecuentemente, los reguladores norteamericanos tomaron cartas en el asunto, acusando a los operadores en cuestión de engañar a sus clientes.

Como sea que se implemente, la disminución de velocidades impacta en el modo en que una gran parte de los usuarios acceden a la red. Sirviéndose de los datos recolectados por su aplicación sobre la performance de las redes, la startup OpenSignal analizó las velocidades de conexión en 4G de un operador conocido por reducir velocidades de datos. Hallaron una distribución pareja de las velocidades promedio entre 400 kbps y 17 Mbps, resultados que son de esperar para cualquier red. Pero como se aprecia en el gráfico más abajo, una gran proporción de los usuarios experimentaron velocidades de conexión tan lentas como 250 kbps. El 10% de los usuarios de este operador (que OpenSignal no nombra) ve sus velocidades reducidas en algún momento dado.

Un ejemplo de disminución forzada de velocidades de datos

Un ejemplo de disminución forzada de velocidades de datos

Este tipo de práctica debería ser evitada ya que fomenta la idea de la escasez de datos, mientras que habría que promover aquella de una abundancia de datos.

Incluso cuando se utiliza para mantener conectados a los usuarios que han consumido todos sus datos, la reducción de velocidades es un pobre sustituto para una oferta de planes de datos con precios razonables, que permitiría a todos conservar su conexión 4G regular. Los operadores que cobran a sus clientes por recargar datos, típicamente hacen una de estos dos cosas: ofrecer paquetes de datos grandes, por ejemplo, 1 GB por 15 dólares, cuando el usuario sólo necesita 50 megas para llegar al final del período de facturación; o cobrar costos adicionales punitivos, del orden de diez centavos por megabyte, lo que resulta en la astronómica suma de 100 dólares por un único gigabyte de datos.

Si la gasolina se vendiera del mismo modo que los datos móviles, luego de superar la cuota mensual de 40 litros habría que pagar gastos exorbitantes por el litro número 41, o conducir a 15 kilómetros por hora por lo que resta del mes.

Que a los operadores les guste o no, los datos móviles son una mercadería y deberían ser vendidos como tal. La industria celular, aunque a regañadientes, ha comenzado a aceptar esta realidad. A mi parecer, uno de los aspectos más revolucionarios de Project Fi, el nuevo servicio móvil de Google, son sus tarifas planas. En Estados Unidos, los usuarios pagan 1 dólar por 100 MBs de datos, sin importar cuánto consuman.  Si todos los operadores adoptaran una política semejante, no sería necesario — ni justificable — reducir las velocidades de los usuarios.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en LTE, Señal celular, Tendencias en telecomunicaciones | 2 comentarios

Wi-Fi calling: Qué es y cuándo usarlo

Los usuarios de operadores celulares de los Estados Unidos y el Reino Unido habrán oído hablar mucho últimamente sobre Wi-Fi calling. En pocas palabras, se trata de una tecnología que permite realizar llamadas a través de una conexión Wi-Fi, utilizando Voz sobre IP (VoIP) en lugar de la típica red 2G. Vale la pena echar un vistazo a algunos de estos nuevos servicios de voz y considerar el modo en que difieren de aquellos más tradicionales.

En los Estados Unidos, tanto T-Mobile como Sprint ofrecen el servicio de Wi-Fi calling ya configurado en los modelos de teléfonos Android más recientes, las últimas dos generaciones de celulares iPhone y algunos dispositivos Windows Phone. Verizon y AT&T, por su parte, anunciaron sus planes de implementar esta tecnología en el curso del año. En el Reino Unido, O2 y Three brindan desde hace un tiempo un tipo de Wi-Fi calling a través de sus aplicaciones para smartphone, Tu Go e InTouch. Pero EE y Vodafone han comenzado a desarrollar nuevos servicios que permitirán efectuar llamadas Wi-Fi directamente desde el discador del celular. Se ha visto incluso a compañías de cable como Cablevision utilizar Wi-Fi calling para eludir por completo a los operadores celulares, ofreciendo un servicio “móvil” basado exclusivamente en puntos de acceso Wi-Fi públicos y privados.

La realidad es que los operadores descubrieron esta tecnología un poco tarde. En la última década han surgido un buen número de aplicaciones que se sirven de internet – y por extensión, de Wi-Fi – para eludir los servicios de voz tradicionales de las empresas de telecomunicaciones : desde Skype y Google Voice hasta Viber y Tango. Estas aplicaciones han vuelto gratuitas una buena parte de las comunicaciones peer-to-peer – incluso las internacionales – y son, en gran medida, responsables de la importante disminución de precios de los servicios de voz y mensajería tradicionales.

¿Cuáles son entonces las ventajas de utilizar los servicios de Wi-Fi calling de los operadores? En términos de reducción de costos, puede que no siempre tenga sentido –  algunas compañías descuentan las llamadas Wi-Fi de los planes por minutos, de modo que utilizar una aplicación como Skype resulta más económico. Pero existen un montón de beneficios más sutiles.

  • En lugar de obtener un nuevo número, de instalar un software o de crear una cuenta específica, el usuario se sirve de su propio número de celular y del discador del smartphone. De hecho, cuando el servicio de Wi-Fi calling funciona correctamente, es imposible distinguir las llamadas Wi-Fi de aquellas efectuadas por medio de la red celular: el teléfono pasa automáticamente de una red a la otra según cuál de las dos presente la señal más fuerte.
  •  Otra gran ventaja es la buena calidad de la señal de Wi-Fi, dado que este suele ser más abundante en aquellos lugares en los que la señal de celular es más débil. En el sótano o en una sala de conferencias en las entrañas de un edificio de oficinas suele ser difícil encontrar barras de cobertura 2G, pero la red Wi-Fi del hogar o de un edificio produce señales fuertes.
  • Al usar Wi-Fi calling en el exterior, los costos de roaming pueden verse reducidos considerablemente. Cuando una llamada ocurre a través de Wi-Fi, deja de ser transmitida a través de la red celular, sin importar en donde se sitúe dicha red. De modo que cuando el usuario está en un país en el que normalmente debería pagar elevadas tarifas de roaming, las llamadas que realiza por Wi-Fi serán gratuitas o costarán lo mismo que en su país de residencia, siempre y cuando la llamada sea realizada dentro de los límites de la red de su operador. Los usuarios de algunos operadores como T-Mobile de Estados Unidos están incluso exentos del pago de tarifas de llamadas internacionales si estas son efectuadas a través de Wi-Fi.

Por lo tanto, en vez de considerar a las llamadas Wi-Fi como un nuevo tipo de servicio de telefonía móvil, sería más apropiado definirlas como una extensión del servicio ya existente. Wi-Fi calling convierte los planes de celular tradicionales más útiles y en ocasiones más económicos, al tiempo que presenta al usuario la práctica opción de servirse de un único número para todas sus llamadas. Cierto es que los operadores deben aún resolver varias cuestiones. Las llamadas Wi-Fi no son “móviles” de la misma manera que una llamada por celular: si el usuario se aleja de la zona cubierta por el punto de acceso Wi-Fi al que está conectado, su llamada no es traspasada a la torre celular más cercana, simplemente, se corta.

En cuanto a la calidad de audio, la tecnología VoIP presenta resultados bastante dispares. Algunos operadores ofrecen llamadas Wi-Fi con calidad de voz HD, lo que conlleva un incremento dramático del rango de frecuencias y la cantidad de información de audio enviada durante una llamada. Dado que toda red Wi-Fi típica es utilizada para múltiples funciones – y no sólo para Wi-Fi calling -, el tráfico de VoIP tiene que competir por el ancho de banda como cualquier otra aplicación. Esto significa que una llamada Wi-Fi realizada desde la red del hogar usuario puede presentar la mejor calidad de audio que jamás haya experimentado en un celular, mientras que en una red pública congestionada, la misma llamada tal vez te resulte ininteligible.

Mi consejo, por lo tanto, es utilizar Wi-Fi calling de manera juiciosa, eligiendo redes inalámbricas que cuentan con el ancho de banda necesario para soportar una llamada Wi-Fi de buena calidad. Puede tratarse de la WLAN del hogar o de la oficina, o de un punto de acceso Wi-Fi público de confianza (la nueva aplicación de OpenSignal, WifiMapper, puede ayudar a encontrarlos). Pero si el usuario viaja al extranjero, donde los costos de una llamada telefónica se disparan astronómicamente, es aconsejable utilizar Wi-Fi calling tanto como sea posible. En estos casos, vale la pena lidiar con la mala calidad de audio si así se logra evitar excesivos gastos de roaming.

Nota del editor: Este es un artículo escrito por Kevin Fitchard, autor invitado. Kevin es un periodista especializado en la industria móvil y las tecnologías inalámbricas, que ha escrito más recientemente para Gigaom. 

Texto traducido por Johanna.

Publicado en Tendencias en telecomunicaciones | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

El alfabeto Wi-Fi

Hace unas semanas estrenamos nuestra aplicación WifiMapper y el entusiasmo por el lanzamiento aún nos dura. Por lo tanto, fiel a la temática de la última app de OpenSignal, quiero hablarles de Wi-Fi – particularmente, del modo en que la palabra “Wi-Fi” constituye en sí misma una marca que ha inspirado toda una serie de nombres terminados en *-Fi. He aquí la “sopa de letras” del Wi-Fi, presentando los productos y proyectos que adoptaron el sufijo *-Fi (algunos más relacionados con Wi-Fi, sensores o telecomunicaciones que otros).

Letra Nombre Descripción
A aiFi Los aiFis son parlantes Bluetooth apilables: cada aiFi puede unirse a otros para reproducir tu música favorita. Súmate a la competencia para romper el récord de cantidad de unidades apiladas, o diseña un conjunto de parlantes innovador.
B Bi-Fi ¡Este proyecto es fascinante! Dos investigadores de la Universidad de Stanford desarrollaron un mecanismo biológico para enviar mensajes genéticos de una célula a otra. ¿Cómo lo consiguieron? Utilizando los atributos clave del virus M13 – su no letalidad y su capacidad de encapsular y transmitir cadenas arbitrarias de ADN – para crear lo que podríamos llamar Internet biológico, o “Bi-Fi”.
C CiFi Este acrónimo significa “Celular con Wifi” y se encuentra principalmente en el Router de Servicios Integrados 812 CiFi de Cisco. El router está disponible en 3.7G o 3G/3.7G con acceso de radio doble 802.11n. Me encantaría conocer más sobre su uso – ¿los operadores los emplean en el despliegue de sus redes?
D D-Fi Los cables y conectores D-Fi (fabricados por Vertere Acoustics) mejoran la calidad de salida del sonido de clavijas de auriculares y otros puertos de tu computadora y dispositivos móviles. De modo que en lugar de utilizar un cable de carga para escuchar música desde tu iPad, puedes optar por un cable o conector D-Fi.
E Eyefi Mobi (un producto de la compañía Eyefi) funciona como una tarjeta de memoria SDHC. Pero a diferencia de un tarjeta SDHC corriente, Mobi cuenta con WiFi incorporado, conectando tu cámara de manera inalámbrica a tu smartphone, tableta, PC o Mac. Con sólo hacer clic en el obturador verás tus fotos aparecer en tu dispositivo favorito.
F Project Fi Sirviéndose de una tarjeta SIM con soporte para múltiples redes celulares (de momento exclusiva al Nexus 6), Project Fi te conecta a la mejor red disponible del momento – ya sea Wi-Fi o una de dos redes 4G LTE. Los usuarios tienen así acceso a más torres celulares y a 4G LTE en más lugares.
G Gi-Fi El término Gi-Fi se refiere a una tasa de transmisión inalámbrica de datos superior a 1 gigabit por segundo, también conocida como “gigabit wireless” o “WiGig”. Estas tasas han podido alcanzarse creando frecuencias de radio de 60 GHz o reduciendo la interferencia generada por dispositivos en otros canales.
H Hi-Fi ¡Y volvemos al mundo del audio! El acrónimo Hi-Fi – del inglés “high-fidelity” o alta fidelidad – hace referencia a un sonido generado y grabado digitalmente, pero tan similar al original, que al cerrar los ojos podrías imaginar que lo estás escuchando en vivo y en directo.
I IFI En otro orden de ideas, la IFI es la “International Flood Initiative” o iniciativa internacional sobre inundaciones, organismo de la UNESCO que promueve la investigación, las redes de información y la educación, capacitando a las comunidades y brindando asistencia técnica y asesoramiento. ¡Objetivos similares a los de CrisisSignal!
J Ji-Fi Ji-Fi, del inglés “Joint Impedance and Facies Inversion”, se refiere a la inversión conjunta de impedancia y facies, un sistema de inversión bayesiano utilizado para extraer propiedades geológicas significativas de las rocas (porosidad, saturación, volumen de esquisto) a partir de datos sísmicos. Este método es a menudo empleado para obtener información sobre yacimientos complejos de petróleo y de gas. ¿Podría acaso ser usado para predecir terremotos?
K Kifi

Kifi es una nueva manera de descubrir información basada en tus intereses, tus amigos y la comunidad de conocimiento generada por los usuarios. Se podría decir que es una suerte de versión extendida de Pinterest, con un sistema de recomendaciones más grande. #intenertordenado
 L Li-Fi El término Li-Fi – basado en “light”, luz en inglés – se refiere a la tecnología de Comunicaciones por Luz Visible. De manera similar al Wi-Fi, el Li-Fi permite efectuar transmisiones inalámbricas bidireccionales de alta velocidad. Los datos de bits son transmitidos modulando la intensidad de la luz, que es recibida por un detector fotosensible y transformada nuevamente en bits. ¡Simplemente genial!
 M Mi-Fi Los Mi-Fis son pequeños routers móviles que permiten a múltiples usuarios compartir una única conexión de banda ancha. Estos dispositivos utilizan las redes 3G o 4G de los operadores para crear una mini nube de internet inalámbrico.
 N NiFi Apache NiFi es un sistema de flujo de datos que está siendo desarrollado por la Apache Software Foundation. NiFi sigue los principios de la programación basada en flujos y es altamente configurable, contando con una interfaz web rica para diseñar, controlar y monitorear un flujo de datos.
 O Oui-Fi ¡Así se pronuncia Wi-Fi con acento francés!
 P PiFi PiFi – un reproductor de radio con Raspberry Pi y conexión Wi-Fi – es el proyecto personal de un autodidacta amante de la electrónica. El hiperenlace conduce a una entrada de su blog donde se describen los pasos para crear esta “radio inteligente”. La PiFi puede ser controlada con un smartphone o navigador web y te permite escuchar la radio por internet, reproducir archivos desde una llave USB o escuchar canciones desde tu dispositivo iOS vía Airplay.
 Q QiFi QiFi es un generador de códigos QR para la contraseña de tu Wi-Fi. Se trata de un programa del lado del cliente, basado en web. Los códigos generados por QiFi pueden ser leídos por cualquier escáner para Android basado en la librería ZXing y otras aplicaciones similares.
 R Ri-Fi Retomando la temática del audio, Ri-Fi fue una tienda de discos italiana, fundada por Giovanni Battista Ansoldi en 1959 y activa hasta principios de los años 80.
 S SCIFI SCIFI es un acrónimo en portugués que se refiera a un sistema de control inteligente para redes inalámbricas. Es un software de código abierto, que utiliza routers SOHO de bajo costo – compatibles con OpenWRT o cualquier otro sistema operativo tipo Linux – para crear redes inalámbricas de mediana y gran escala. Bueno, de acuerdo: “Sci-Fi” también significa ciencia ficción. En el sitio de iO9 encontrarán una lista de los mejores libros de ciencia ficción publicados en 2015.
 T Ninguno
 U Ninguno
 V Vi-Fi Si el Conde Drácula hubiese tenido Wi-Fi, creo que lo habría pronunciado así, “Vi-Fi”. Para descubrir más sobre Drácula, Bram Stoker y otras discusiones afines, visita la página de la doctora Elizabeth Miller, experta en el tema.
 W Wi-Fi ¿Wi-Fi? ¿Y eso que era? Ahora hablando en serio. The Economist publicó un artículo excelente sobre el modo en que los cambios de regulación implementados en 1985 crearon un ambiente favorable al desarrollo del Wi-Fi. Si les apetece una lectura más técnica, el hiperenlace principal conduce a la página sobre estándares Wi-Fi del IEEE.
 X XIFI XIFI es del Partenariado Público-Privado en Internet del Futuro (FI-PPP), una iniciativa europea. El objetivo de este proyecto es el establecimiento de un mercado común europeo de ensayos a gran escala para el Internet del Futuro y las Ciudades Inteligentes. Con este propósito, se busca crear una federación pan-europea sustentable de infraestructuras de pruebas para el Internet del Futuro.
 Y Y-fi Y-Fi es un láser ultra rápido de fibra óptica dopada con tierras raras – en este caso, Fibra Ytterbium. Este láser puede ser utilizado en microscopía ultra rápida, micromecanizado, conversión en el infrarrojo medio si se usa con un OPO, generación de supercontinuo, cirugía láser y oftalmología.
 Z Z-fi La tecnología Z-fi de Zivix fue diseñada para aumentar el rendimiento y mantener la intensidad de la conexión inalámbrica con dispositivos MIDI y aplicaciones y drivers Zivix. Zivix es una compañía de hardware, software y tecnología cuyo propósito es hacer los instrumentos musicales más accesibles para todos.

¡Diviértete descubriendo todos estos proyectos y productos! ¡Comparte tu “-Fi” favorito en los foros de WifiMapper, o sugiérenos algo para una letra que no tenga aún su entrada! Y recuerda, la regla para formar parte del Alfabeto Wi-Fi es: [A-Z]i-Fi (se permiten pequeñas excepciones).

Por último, no te olvides de descargar WifiMapper – disponible en la App Store para iOS y en versión beta para Android. ¡Muchas gracias!

Texto traducido por Johanna.

Publicado en Other | 4 comentarios

El estado de la red LTE- Marzo 2015

Nuestro informe anual sobre el estado de la red LTE a nivel mundial muestra que existe un alto grado de variación en el servicio ofrecido por los distintos operadores, tanto en términos de velocidades como de cobertura. Si bien la tecnología 4G LTE demostró ser considerablemente más rápida que la 3G, no alcanzó las velocidades prometidas durante el boom publicitario inicial – ningún país superó los 18 Mbps.

Corea del Sur es el primer país en alcanzar una cobertura de LTE cercana al 100% – el usuario promedio cuenta con acceso a LTE el 95% del tiempo, un logro notable. LG U+ es el mejor operador de Corea del Sur en términos de cobertura – el usuario promedio de esta red se encuentra conectado a LTE más del 99% del tiempo.

En términos de velocidad, España es el país con la red LTE más rápida (18 Mbps) y Vodafone ES el operador con las velocidades más elevadas (25.2 Mbps). La performance del operador noruego NetCom es asimismo muy positiva, promediando 23.6 Mbps.

Si consideramos a los operadores de los Estados Unidos, T-Mobile presenta los mejores resultados en cuanto a velocidad (con un promedio de 10 Mbps), mientras que Verizon cuenta con la mejor cobertura – sus usuarios tienen acceso a LTE el 86% del tiempo.

Nuestros datos también señalan que la velocidad global promedio del servicio LTE es de 9.3 Mbps, casi 4 veces más rápida que aquella alcanzada en 3G.

Para leer el informe completo, siga este link: http://opensignal.com/reports/2015/02/state-of-lte-q1-2015/

Texto traducido por Johanna.

Publicado en Other | 1 comentario

El estado de la red LTE en Argentina

Desde diciembre 2014, Movistar y Personal han comenzado a instalar antenas de 4G LTE en Argentina. Los clientes de Claro, por el momento, no cuentan con este servicio – si bien según un artículo publicado por Telecompaper, la empresa se encontraría en proceso de desplegar su red LTE.

Nuestra aplicación OpenSignal cuenta con más de 100.000 descargas en Argentina. Los resultados de tests de velocidad realizados por unos 200 usuarios en los principales centros urbanos (Capital Federal y Gran Buenos Aires, Córdoba, Rosario) nos permiten echar un vistazo a las indicadores iniciales de performance de este nuevo servicio.

Velocidad de bajada y latencia

Personal supera por un pequeño margen a Movistar en velocidad de bajada, con un promedio de 16,5 Mbps versus 15,7 Mbps alcanzados por su competidor.

La latencia es el indicador que mide la demora en la transmisión de los paquetes de datos: cuanto menor es la latencia, mejor es el rendimiento. Movistar presenta la más baja: su media es de 38 ms y la de Personal de 95 ms.

Para poner estas cifras en contexto, la velocidad media de bajada en 3G alcanzada por Claro, Movistar o Personal suele rondar los 2 Mbps. Es decir que las velocidades observadas hasta el día de la fecha en las redes LTE son unas 8 veces más rápidas que aquellas conseguidas en 3G. De manera similar, la latencia típica de las redes 3G de estos operadores se encuentra entra los 150 y 200 ms – valores entre 2 y 4 veces mayores que los observados en LTE.

Celulares con conectividad LTE
No todos los equipos son compatibles con este tipo de red : varios artículos informativos han sido publicados al respecto (véase por ejemplo, La Nación, Fortuna o La Gran Epoca).

Los datos obtenidos por crowdsourcing a través de nuestra aplicación nos permiten observar qué modelos de celulares son los más utilizados por quienes cuentan con acceso a LTE. He aquí el top 3 que encabeza el ranking:

1- Motorola Moto X XT1058
2- LG G2 D806
3- LG G3 D855.

Cabe destacar que entre los celulares conectados a LTE, el Moto X XT1058 parece ser el más popular por un amplio margen: más de un tercio de los 200 usuarios que contribuyeron datos a este estudio disponen de este tipo de teléfono.

Esto no es más que el comienzo
Es importante tener en cuenta que se trata aquí de las primeras observaciones del funcionamiento de una tecnología recién llegada a la Argentina. Disponemos por el momento de una cantidad de datos modesta, por lo que es muy probable que los resultados observados cambien en los próximos meses. Notablemente, cabe esperar que al incorporarse más usuarios a la red LTE, la velocidad de bajada disminuya y la latencia aumente. Por el contrario, con el paso de usuarios de 3G a 4G se observarían las tendencias contrarias en las redes 3G – un incremento de la velocidad de bajada y la disminución de la latencia.
Será cuestión de esperar y ver…

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 2 comentarios

Celulares Android con sensores de temperatura ambiente

Recientemente hemos publicado un artículo que muestra cómo la temperatura ambiente puede ser calculada a partir de aquella de la batería del celular. Pero también nos entusiasma ver crecer el número de celulares con termómetros diseñados para medir la temperatura externa al teléfono. Basándonos en los datos recolectados por crowdsourcing a través de WeatherSignal (nuestra aplicación del clima), hemos formulado una breve lista de los teléfonos que cuentan con sensores de temperatura ambiente.

Samsung Galaxy S4 y S4 Active

El S4 es el teléfono que puso al alcance de las masas el sensor de temperatura. Si bien hubo antes otros celulares con termómetro, el S4 fue el primero disponible internacionalmente. No escribiré mucho más sobre los sensores del S4 porque todos sabemos que son fabulosos, pero lamentablemente también caros.

Celulares de la línea Arrows

Fueron algunos de los primeros teléfonos en usar el Sensirion SHTC1 (el mismo chip que el S4). Se trata de celulares de alta gama, pero probablemente de poca utilidad si no se cuenta con nociones básicas de japonés. Por cierto, los originales nombres de estos aparatos cuentan la historia completa de la cadena de suministro involucrada en su fabricación.

Por citar un ejemplo: Docomo Fujitsu Arrows V Nvidia Tegra 3 Phone. 

Si te interesan los celulares con nombres alocados, lee nuestro artículo The 10 strangest named Android devices.

Teléfonos Xiaomi

En Argentina, los teléfonos suelen ser muy caros a causa de las altas tasas de importación: un celular puede fácilmente llegar a costar un 50% más que en los Estados Unidos. Algunos entendidos han sabido eludir este escollo encargando directamente un teléfono desde China y declarando su valor incorrectamente. Si bien no se trata de una práctica que propugnemos, el resultado es que en Argentina se pueden ver modelos que no están disponibles en otros lugares del mundo. En uno de mis últimos viajes tuve la oportunidad de examinar de cerca un Xiaomi y me llevé una impresión muy positiva: se trata de un teléfono rápido, de buena calidad de fabricación. Y más tarde averigüé que muchos celulares Xiaomi cuentan con termómetros. Vale la pena echarle un vistazo al MI 2 y al MI 2S; el MIUI es también muy bueno y soporta varios idiomas.

The Snopow M6 - possibly indestructible

El Snopow M6 – un celular robusto

Snopow M6

Un teléfono a prueba de agua, a prueba de golpes, con termómetro… y a sólo $250. Suena muy tentador, pero lamentablemente nunca hemos probado uno de estos celulares. Si tú sí, ¡cuéntanos si es tan bueno como suena! Lo puedes conseguir aquí. En particular, desearíamos saber si las temperaturas registradas por el Snopow M6 están disponibles a través de las APIs Android – deberían estarlo, pero al no contar con ninguno de estos celulares en nuestra base de datos, no podemos saberlo con certeza. Si tienes uno, puedes ayudarnos descargando WeatherSignal y enviándonos luego un mail desde el formulario de contacto.

Casio Gz1 Commando (alias G’zOne Commando)

El nombre de este teléfono lo dice todo: se trata de un equipo resistente, similar en ese sentido al Snopow. Es uno de los primeros celulares con termómetro que se produjeron en Estados Unidos y exactamente el tipo de teléfono que me hubiera gustado tener a los cinco años – si no fuera porque en esa época no existían los celulares con termómetro… y de todos modos no me hubieran dejado tener uno.

Texto traducido por Johanna.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Contact Sales

Are you having trouble with the OpenSignal Apps and need some help?

Are you a mobile operator or analyst and want to contact a sales expert?

Share Graph